IMPORTANTE
- 100% de agudeza visual o unos ojos sanos no es suficiente para tener una BUENA VISIÓN EFICAZ.
- Neurológicamente, en los 6 primeros años de vida, la visión tiene más plasticidad para aprender y ser estimulada.
- Un diagnóstico precoz de un problema visual evita problemas mayores.
- El 15-30% de los problemas de aprendizaje se deben a un problema visual no diagnosticado.
Más...

miércoles, 17 de febrero de 2016

LATERALIDAD II: Proceso de lateralidad o lateralización y su relación con el desarrollo de la visión

DESARROLLO DEL PROCESO DE LA LATERALIDAD O DE LATERALIZACIÓN

Como os decía en la entrada anterior, este proceso es laaaaaargoooo y cualquier alteración en el mismo, entre el nacimiento y los 6-7 años de vida, puede hacer que no llegue a buen término.


Cuando el niño nace su cerebro también "está en pañales". No está completamente desarrollado y es con lo que el niño se mueve e interactúa con el entorno con lo que el cerebro madura sus diferentes funciones.
Cuando nacemos no tenemos una mano prefente, ni un ojo preferente (de hecho a un bebé de 18 meses le das un tubo para que mire a través de él y se lo coloca entre los dos ojos ;)), ni un hemisferio preferente...

Eso casi es el final del camino de la lateralización.

En los primeros años de vida, se le debe dar la oportunidad a ambos lados del cuerpo para que se desarrollen, para que ambos sean coordinados y su desarrollo lo más equilibrado posible. Esto corresponde a la ETAPA HOMOLATERAL, cuando el niño desarrolla ambos lados para CENTRAR LA LÍNEA MÉDIA LONGITUDINAL CORPORAL en el centro de su cuerpo. Esto permite que ambos hemisferios se desarrollen en igualdad.

Si a un niño a estas edades se le condiciona desde el principio porque “parece que utiliza más una mano que otra” y no se le da experiencias a la otra mano, sencillamente se le impide que el hemisferio correspondiente se desarrolle con normalidad y eso provocará una mayor preferencia por el hemisferio correspondiente a la mano que más desarrolló. Una mano no debe ser la preferente, igual que un hemisferio, por el sencillo motivo de que el otro lado no se desarrolló.

Cuando ambos lados han evolucionado en igualdad tanto a nivel motor (giros, volteos de cabeza y de cuerpo, y manipulación) como a nivel sensorial (percepción de sonidos desde ambos campos derecho e izquierdo, igual que la percepción de la visión desde ambos campos visuales, y la sensibilidad en el tacto de ambas manos), permite que ambos hemisferios vayan desarrollando sus funciones respectivas.

Una vez ocurre esto, ambos hemisferios empiezan a comunicarse entre ellos. Esto corresponde a la ETAPA CONTRALATERAL. Se produce el desarrollo de una estructura nerviosa que es el CUERPO CALLOSO. Un haz de conexiones nerviosas que conecta ambos hemisferios y que permite el intercambio de información entre ambos y que la parte derecha del cuerpo sepa lo que hace la parte izquierda y al revés, para que ambas puedan funcionar JUNTAS de forma coordinada.

Esta etapa se produce gracias al arrastre del bebé de forma contralateral (es decir, arrasténdose con la tripa pegada al suelo moviendo brazo y pierna contraria para avanzar o retroceder), al gateo y a la demabulación o marcha.

Cuanto más fuerte, más repita y más marcado se haga este patrón cruzado o contralateral de brazo y pierna, más fuerte se hará el cuerpo calloso. Cuanto más practique el niño este cruce, más conexiones tendrá, y más rapida circulará la información y el intercambio entre ambos hemisferios.

Antiguamente había padres que cuando su hijo se saltaba la etapa del gateo pensaban que "su hijo era muy listo porque había aprendido a andar antes que otros niños de su edad". Afortunadamente esto se piensa cada vez menos y se da mucha importancia a esta etapa ayudando al bebé a pasar por ella. RealmenteTODAS estas etapas son muy importantes porque en cada una el cerebro va madurando de una manera concreta, y si se salta alguna provoca un desorden en sus funciones cerebrales que refleja el niño mediante el desorden de su tareas o incluso de su vida.

Cuando a ambos hemisferios se les ha dado la misma oportunidad para que se desarrollen en igualdad, y ya se comunican correctamente entre ellos a través del cuerpo calloso, se desarrolla la PREFERENCIA POR UN LADO DEL CUERPO a nivel motor (mano y pie) y sensorial (mano, oído y ojo).
Como ya explicaré en la entrada siguiente, las preferencias que más afectan al aprendizaje es la de la mano, el ojo y el oído.

Mientras esto ocurre, al mismo tiempo el niño aprende que tiene dos lados del cuerpo (derecho e izquierdo) y aprende a distinguirlo en él mismo (desarolla un ESQUEMA CORPORAL y unas REFERENCIAS ESPACIALES). Desarrolla la LATERALIDAD.

Cuando lo tiene claro en él mismo, sabe llevarlo al espacio que le rodea, orientando su propio cuerpo en el espacio y los objetos respecto a él mismo o respecto a otros objetos, e identificando el lado derecho e izquierdo en las cosas que le rodean (sabe indicar direcciones, sabe orientarse en una calle, sabe orientar figuras,...). Desarrolla la DIRECCIONALIDAD.

 Y ésto llevado a la LECTURA le permite orientar las letras y los números, leer en el sentido correcto de izquierda a derecha, sabe ordenar las letras en una palabra o las palabras en un texto o los números en una cifra, o las cifras en una operación, sabe ordenar una historia...).

RELACIÓN DE ESTE PROCESO CON EL DESARROLLO DE LA VISIÓN

Ahora os preguntaréis qué relación tiene este largo proceso con el desarrollo visual, verdad? ¿Por qué nos interesa conocerlo y tratarlo a los optometristas comportamentales?


El proceso de lateralización tiene una implicación importante en la visión, porque en cada etapa de éste se van desarrollando las habilidades visuales. Ambos desarrollos se producen de forma paralela y cuando uno falla, falla el otro.

Por ejemplo, los niños con ambliopía u ojo vago o con estrabismo, NO TIENEN su línea media CENTRADA, sino que la tienen situada hacia su ojo bueno, por tanto, no desarrollan bien el hemisferio correspondiente al ojo vago.

En la etapa homolateral igual que se desarrolla cada lado del cuerpo, y en consecuencia cada hemisferio, se desarrollan también las HABILIDADES MONOCULARES de cada ojo (agudeza visual, enfoque o acomodación, flexibilidad acomodativa y movimientos oculares). En esta etapa cada ojo funciona de forma independiente y usamos la visión de cada uno de forma alternante.

En el caso del estrabismo o del ojo vago, uno de los ojos (aunque a veces incluso los dos,  uno más que otro) no desarrolla estas habilidades visuales monoculares correctamente, y en consecuencia uno de los hemisferios a nivel visual no se desarrolla del todo. En estos casos, ya se establece en este momento una clara PREFERENCIA FORZADA POR EL OJO MEJOR DESARROLLADO, que puede no coincidir con la lateralidad del resto del cuerpo o de su dominancia.

En la etapa contralateral, cuando el niño empieza a arrastrarse y a gatear, desarrolla el cuerpo calloso y ambos hemisferios empiezan a conectarse y a comunicarse entre ellos. Igual ocurre con la visión, ambos ojos empiezan a funcionar A LA VEZ y como equipo (se desarrolla la VISIÓN BINOCULAR) y se desarrolla la VISIÓN 3D!!! El cuerpo calloso permite procesar junta la información visual que proviene de ambos ojos.

Esta etapa no se desarrolla en los niños con estrabismo o con ojo vago. Su cerebro aprende a ver sólo con un ojo (siempre el mismo o alteranandolo). Y aunque gane agudeza visual con parches posteriormente, aunque con parches, con gafas o con cirugía el ojo quede alineado, EL NIÑO NO USARÁ AMBOS OJOS A LA VEZ, porque pasada esta etapa, el cerebro ya no sabe cómo hacerlo, ya no tiene las experiencias que necesitaba en ese momento y sólo la terapia visual le enseñará cómo conseguirlo.

Finalmente se desarrolla la preferencia de uno de los ojos, que puede estar influenciada por el mejor o peor desarrollo de uno de los ojos. Ya no sólo a nivel de estrabismo u ojo vago, sino a nivel de una inmadurez visual funcional más leve de las habilidades monoculares.


ENTRADAS RELACIONADAS: 
LATERALIDAD I: Aclarando conceptos
LATERALIDAD III; Factores y tipos
LATERALIDAD IV: Análisis, señales y tratamiento.


ENTRADAS RELACIONADAS
Estrabismo. Otro enfoque de tratamiento más moderno y completo que el obsoleto parche 
Ambliopía u ojo vago -¿Qué es? Lo que nadie explica.
El misterio de 3D - Por qué unos lo ven y otros no.
Related Posts with Thumbnails