IMPORTANTE
- 100% de agudeza visual o unos ojos sanos no es suficiente para tener una BUENA VISIÓN EFICAZ.
- Neurológicamente, en los 6 primeros años de vida, la visión tiene más plasticidad para aprender y ser estimulada.
- Un diagnóstico precoz de un problema visual evita problemas mayores.
- El 15-30% de los problemas de aprendizaje se deben a un problema visual no diagnosticado.
Más...

martes, 24 de septiembre de 2013

Testimonio – El uso del parche que produjo estrabismo con visión doble

El testimonio que os voy a contar está escrito por mí y no por uno de los padres de la niña protagonista de la historia. Son de Bulgaria y les cuesta el español escrito. La madre estaba encantada con hacer su historia pública porque estaba indignada con el tratamiento que su oftalmóloga de la Seguridad Social le había hecho.

Tsvetina tenía 6 años cuando llegó a mí. Un año antes le salió varios orzuelos en el ojo izquierdo que se le enquistaron durante 6-7 meses. Hasta ese momento nunca había mostrado ningún problema visual, ni llevaba gafas.

 En una simple revisión posterior del tratamiento de los orzuelos, de repente le dijeron que ese ojo izquierdo era vago, le pusieron gafas con una baja graduación en ese ojo y nada en el otro. El otro ojo estaba perfecto. Dos meses después, como el ojo izquierdo seguía siendo vago a pesar de las gafas, le mandaron parche todos los días INCLUSO POR LA NOCHE en el ojo derecho durante 3-4 meses para que se esforzara el vago. En la revisión, al quitarle el parche, de repente desviaba el ojo que estuvo tapado, ¡el ojo derecho que estaba perfecto!

Además, al quitarle el parche y meter el ojo derecho la oftalmóloga les dice que es normal y que le prescribe 3 dioptrías de hipermetropía en ese ojo para corregir la desviación. La oftalmóloga le dijo que se acostumbraría a las gafas, pero Tsvetina al quitarle el parche NO DEJABA DE DECIR QUE VEÍA BORROSO, incluso con las gafas. Prefería mirar por encima de ellas y taparse el ojo con el que peor veía. En el colegio tenía enormes dificultades pero la oftalmóloga le decía que todo eso pasaría y que era NORMAL.

No conforme con lo que les decían, con el diagnóstico y el tratamiento llevado a cabo, y sobre todo viendo las dificultades que su hija tenía, los padres buscaron otra solución.

Lo que le sorprendió a la madre es que cuando me llamó la primera vez para pedirme información y contarme lo que le pasaba a su hija, lo primero que le pregunté es si Tsvetina veía en algún momento doble. La madre le preguntó a su hija y ella le contestó “Veo doble desde que me quitaron el parche”… Eso debía ser lo normal, pensó la madre, pero los padres no tenían ni idea de que eso pudiera ocurrir. A la madre se le cayó el alma a los pies.

Cuando a Tsvetina le quitaron el parche lo pasó fatal porque no quería estar sin parche. Tras evaluarle y explicarle a la madre por qué le pasaba eso, lo entendía perfectamente. Viendo doble cómo iba a ser capaz de leer, escribir, pintar, dibujar, etc. en el colegio. ¡¡Era imposible!! Esto repercutió en sus notas.

La madre me contaba que a veces cuando se iba a sentar o se daba la vuelta en la cama se caía al suelo, o simplemente cuando veía la tele lo hacía mirando a la pared.

La madre entendió mucho del comportamiento de su hija.

Empezaron la terapia visual y aunque Tsvetina era pequeña durante todo el proceso colaboró y trabajó MUY BIEN todo lo que le mandaba, venían a sus citas y trabaja en casa sin rechistar. En los más pequeños corremos el riesgo de que nos “mientan” por miedo a decir lo que no queremos oír, y cuando se lo aprenden nos lo dicen y eso sólo es en perjuicio de la terapia, pero más aún de ellos mismos. Pero Tsvetina lo entendió y fue consiguiendo mejoras progresivamente. En la 3ª sesión ya me decía que “no veía dos mamás” :) En la 6ª sesión le bajé la graduación y me decía contenta que ¡¡las teles se le juntaban!! Y en la 10ª y última sesión había aprobado todo en el colegio. La lectura había mejorado, todo le resultaba más fácil. La expresión de su cara había cambiado.

Aun cuando se quita las gafas la madre me dice que desvía el ojo sobre todo si está cansada, pero Tsvetina ya puede hacer vida normal, controla sus ojos y ¡¡tiene visión 3D!!

El día de la revisión del alta, Tsvetina venía con un orzuelo y la madre tenía claro que no volvería a su oftalmóloga de siempre.

Gracias por dejarme contar vuestra historia.
____________________________

El parche tiene sus riesgos pero es más arriesgado aun cuando lo pones sin controlar con frecuencia cómo evoluciona su visión. El sistema visual de Tsvetina era muy plástico y rápido se producían cambios en él cuando hacíamos la terapia. Tres o cuatro meses con el ojo tapado absolutamente, le produjeron un estrabismo por deprivación en un ojo que estaba perfecto.

6 comentarios:

Polya Mateeva dijo...

Hola a todos,soy la mamá de Tsvetina acabo de leer la historia y cuando lo leo me acuerdo por todo lo que hemos pasado y no puedo evitar que se me caigan las lágrimas.
Le doi las gracias a Rosa de todo corazón por ayudar a mi querida hija.
:)

Rosa M. García Hdez dijo...

Muchas gracias Polya :D

Jair Benavides dijo...

Buenas noches, buscando información acerca de este asunto encontré este blog. Les voy a contar mi caso: mi hija Ana Sofia nació muy bien de su visión. Como a los dos años su ojo derecho empezó a mostrar una exotropia intermitente, generalmente veía bien. La oftlmologa pedriata Maria del Pilar Marquez trato a mi hija y nos indicó que la niña debía ser operada pues el estrabismo se haría mas agudo con el tiempo. El año pasado el 10 de diciembre mi hija fue sometida a la cirugía -fue un momento muy difícil para nosotros como padres- al día siguiente que le quitaron el parche encontramos sus ojos mas desviados que antes, la Dra Marquez la revisó y su semblante fue de sorpresa pero dijo qurnla niña estaría bien. Que estaba hinchada y le ordenó gafas con lente negativo y revisión en un mes. La tristeza que teníamos como padres era inmensa pues Anita quedo con la exotropia permanente y además una hioertropia. Fuimos a la revisión del mes y la Dra Marquez, mi esposa entro al consultorio y la encontró muy diferente que como la conocíamos, la revisó y dijo que todo estaba bien, mi esposa entonces reaccionó desconcertada con la respuesta y le dijo que Anita había desmejorado después de la cirugía. Para resumir el episodio, no quiso aceptar que había desmejorado y le mando terapia ortoptica y gafas. He tratado de hacer terapia en casa y la niña gracias a Dios ha mejorado pero aún falta. Posiblemente requiera otra cirugía, pero la ortoptista nos dijo que después de cada cirugía la posibilidad de funcionalidad baja mas o menos un 25%. Agradezco cualquier asesoría que me puedan dar. Sobre todo material para trabajar con mi hija en casa. Es posible que con la terapia la niña vuelva a estar bien de su visión binocular? Gracias. Att Jair Benavides

Nelson Valbuena dijo...

Buenas tardes, muy buen testimonio como pudo cambiar la vida de la niña que sufre a esa edad tan temprana que podia marcar el resto de su vida.
tengo par de preguntitas,
1) en que se basa sus terapias y sirve para adultos?
2) y la vision doble podria regresar?

saludos desde Venezuela

Rosa M. García Hdez dijo...

Hola Nelson, respondiendo a tus preguntas:
1) la terapia visual estimula las habilidades que no se estimularon en su momento, dándole unas experiencias determinadas. Y ayuda a madurar la visión correctamente. En los adultos hay más motivación para mejorar pero las mejoras son mas lentas y no tan completas como en un niño, pero se consigue mejorar la calidad de vida del adulto y algunos consiguen incluso ver en 3D :)
2) La visión doble no surge de nuevo porque con la terapia enseñamos al cerebro a ver con los dos ojos a la vez, y si aprende a controlar su estrabismo, eso ya es algo aprendido que el cerebro no olvida. No obstante puede ocurrir que en momentos de debilidad (enfermedad, por ej.) se aprecie una pequeña desviación de nuevo, pero desaparece al recuperarse y coger fuerzas. También puede ocurrir que si la persona tiene un accidente pueda surgir de nuevo la desviación o la visión doble, pero igual que le puede pasar a una persona que ha tenido siempre buena visión y no desviado nunca ningún ojo.

Rosa M. García Hdez dijo...

Hola Jair Benavides, me sorprende como algunos oftalmólogos operan casos como el de tu hija. No dejan de repetir que para hacer una cirugía ya sea de estrabismo o de refracción, NECESITAN que sea estable, que la desviación sea estable o que la graduación también lo sea. Si el estrabismo de tu hija era intermintente, quiere decir que a veces desviaba o a veces no, o que a veces desvíaba más y otras menos... ¿Sobre qué angulo de desviación operó su doctora? Es imposible estimar un ángulo en estos casos, es una cirugía que va al fracaso seguro. Las exotropias intermitentes suelen estar relacionadas con una insuficiencia de convergencia y o una mal divergencia. Trabajando ambas en terapia visual, la exotropia seguro se convierte en una exoforia alta, pero que tú hija podía controlar sin desviar. Como te ha dicho la persona que le hace la ortóptica, una vez tocan los músculos del ojo con cirugía, no se puede trabajar de la misma forma en estos casos en la terapia, y las mejoras no son las mismas. Pero no os desaniméis que vuestra hija mejorará seguro.
No puedo decirte por aquí qué podéis trabajar porque realmente no sé como está funcionando visualmente tu hija en este momento. Sin hacerle una evaluación visual me es imposible :( Lo siento.

Related Posts with Thumbnails